PuntoIni.net

Septiembre 18, 2006

Una mujer

Archivado en: *Collage, Medios: ¿Más o menos? — Ingrid Valero @ 2:48 am

Si Alekos estuviese vivo habría pasado largas noches soñando con peces, para luego advertirte sobre esa mala premonición.

Fue la misma que tuvo antes de fallar su atentado contra Papadopoulos, así que tendrías que tomarle en serio. Quién sabe, tal vez habrías asentido con la cabeza para luego correr a teclear:

La muerte es una ladrona que nunca se presenta por sorpresa; eso es lo que he tratado de decirte hasta ahora. La muerte se anuncia siempre con una especie de perfume, de percepciones impalpables, de ruidos silenciosos. La muerte se siente llegar *.

Pero Alekos se fue hace muchos años, no pudo advertir sobre esa ladrona que se adueñaba de ti. Y has muerto. A pesar de la pasión vehemente, de la razón personalísima, de la provocación, de tu rabia y tu orgullo. Has muerto.

Y aunque en tu guerra contra "el otro", ese cáncer que servía de anticipo al final, siempre decías: "Me desagrada morir, porque la vida es bella, incluso cuando es fea"; la verdad es que ahora a mí, me desagrada que te hayas ido Oriana.

*Extracto de "Un hombre", libro de Oriana Fallaci